Entrada destacada

Bruja

NOTA: Hace algún tiempo, visité un Blog llamado El baul de mis libros y juguetes , y allí había un post con el título El tren ...

lunes, noviembre 23, 2020

Jaque a la reina muerta, Carmen Güell

 Jaque a la reina muerta, por Carmen Güell

Trata sobre la vida de una reina un tanto olvidada, Germana de Foix. Y lo de jaque a la reina muerta se debe a que cuando Germana y su hermano Gastón a quien está muy unida por decirlo suavemente son acogidos por su tío el rey Luis XII de Orleans y su esposa Ana de Bretaña, ella es emparejada con Fernándo de Aragón, sintiendo admiración y envidia hacia su difunta cónyuge Isabel la Católica. La reseña del libro incide bastante en que fue una mujer cuyo reinado pudo muy bien cambiar la faz de Europa, ya que de haber tenido descendencia (de hecho Fernando y Germana tuvieron un hijo, el príncipe Juan, quien falleció) Carlos I no habría previsiblemente heredado ni iniciado la unión de Aragón con Castilla, que terminarían fusionando los Borbones.

De momento se han publicado María Luisa de Parma: los amores de la esposa de Carlos IV, y La Duquesa de Alba. Por otra parte, Gaudí y el Conde Güell: el artista y el mecenas.


domingo, noviembre 08, 2020

Favoritos de la Fortuna de Colleen McCullough

 Favoritos de la Fortuna de Colleen McCullough.

Yo cuando me leo un libro no lo voy almacenando una vez terminado en una estantería con otros volúmenes solo para que coja polvo. A no ser que me guste mucho o me lo hayan regalado, simplemente me deshago de ellos. Limpiando mi estantería y seleccionando los libros que podía donar y los que no, encontré varios que no reconocí y que por tanto debieron darme a mi. Por la temática de los mismos, supongo que fue un amigo de la infancia de mi padre hace algún tiempo el que me los dejó. Uno de ellos era Favoritos de la Fortuna de Colleen McCullough. A pesar de que me he dado cuenta de que forma parte de una serie sobre la Antigua Roma llamada “Masters of Rome” se puede leer de forma independiente, así que me dije “adelante como los de Alicante”.

El libro comienza ofreciéndonos una imagen de una República Romana corrupta, con instituciones caducas, violencia callejera, etc. Lucio Cornelio Sila, un patricio militar romano se encuentra con esta Roma cuando llega a las costas italianas. Sila ya es de edad avanzada y está muy desmejorado físicamente, pero sigue siendo realmente terrible y se auto-proclama dictador vitalicio, comenzando a publicar una lista de nombres que resultaban Proscritos. A estos hombres unos libertos del dictador Sila llamados siempre Lucio Cornelio + (el nombre del liberto) les asesinaban y el Estado pasaba a quedarse con sus bienes. Ya que la intención que dice tener es reconstruir Roma bajo una teórica supremacía senatorial. Por otro lado, otro hombre a tener en cuenta es Cneo Pompeyo Magno, a quien pronto Lucio Cornelio Sila creyó oportuno vincular a su familia arreglando un matrimonio entre Pompeyo y su hijastra Emilia Escaura. Emilia estaba casada y embarazada de su esposo Manio Acilio Glabrion, pero éste habló mal de la política del Dictador y Sila obligó a divorciarse a la pareja. Y desde luego, el tercer hombre es Cayo Julio Cesar, un Julio Cesar muy joven aún pero que siempre destaca. Personalmente me gusta la anécdota en la que se le envía al Reino vasallo de Roma de Bitinia para pedir una armada y así poder asediar el puerto de Mitilene que se había rebelado. Pero el caso no es que Cesar consiguiese la flota ni como lo hiciera. La cuestión es que cuando llegó Cesar al Palacio del Rey de Bitinia, se encontró a este Rey llamado Nicomedes con su esposa y un perro que parecía pertenecer a esta última. El Rey repetía una y otra vez enojado la palabra “Fuera”, y la Reina y el perro parecían estar jugando a su alrededor, de hecho en un momento dado la Reina quiso apartar al perro de una patada que impactó entre la barriga y los genitales del can, a lo que el perro respondió con un mordisco en el culo de la Reina cosa que hizo carcajearse a Nicomedes. Cuando Cesar se presentó con sus diecinueve años al asombrado Rey, comenzó a acariciar su dolorida barriga porque le encantaban los perros, y cuando preguntó el nombre del perro resultó que este era Sila. Entonces Cesar no pudo reprimir una risotada al recordar la patada de la Reina.

Libros de la serie Masters of Rome:

El primer hombre de Roma, La corona de hierba, Favoritos de la Foruna, Las mujeres de Cesar, Cesar, El caballo de Cesar, Antonio y Cleopatra


martes, octubre 20, 2020

Bono viaje

 Así es el Bono Viaje: el programa para viajar por la Comunitat Valenciana y pagar solo el 30%


El  Ximo Puig pide que este plan "sea un éxito" porque recuerda que viajar "es un derecho" y no un privilegio

El plan empezará a funcionar este martes y se alargará hasta final de 2021


El president de la Generalitat, Ximo Puig ha presentado este sábado ante los principales representantes del sector del turismo valenciano el nuevo bono turístico en la Comunitat, que se pone en marcha el martes que viene y pagará el 70% del coste de los viajes turísticos dentro de la Comunitat. En la presentación también ha intervenido el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, que ha destacado que el objetivo del sector turístico valenciano es ser útiles y formar parte de la solución de la crisis económica derivada del coronavirus. 

El presupuesto total de este programa, que se ha publicado este sábado en el Diari Oficial de la Generalitat, es de 14,3 millones de euros y durará más de un año, ya que finalizará el 31 de diciembre de 2021. 

Así funciona el Bono Viaje

El bono viaje se podrá solicitar desde este martes, por internet, con certificado digital o, si no se dispone de certificado, en cualquier agencia de viajes. Con el registro se generará un código que tendrá una validez de siete días y permitirá bonificar el 70% del precio de los viajes dentro de la Comunitat Valenciana, hasta un máximo de 600 euros. Los requisitos para acceder a este bono es ser mayor de edad y residir en alguna de las tres provincias.

La estancia mínima será de dos días, y podrán verse sujetos a la subvención tanto el alojamiento como servicios de salud y bienestar, deportivos, excursiones y actividades de animación y aparcamiento. Incluso la entrada a lugares como el Oceanogràfic de València podrá ser bonificada a través de este bono.

El procedimiento de concesión de estas subvenciones es directo, por lo que se concederán por orden de solicitud. Habrá, eso sí, tres convocatorias: la primera, del 20 de octubre al 31 de diciembre, la segunda, del 1 de enero al 24 de marzo de 2021 y la tercera, del 13 de octubre al 31 de diciembre del 2021. Cada persona podrá solicitar una ayuda para cada período y, si no puede acceder a una de las convocatorias entrará en lista de espera y tendrá prioridad hasta la siguiente.

Puig pide que este plan "sea un éxito"

Puig destaca que este verano el turismo valenciano, a pesar de la caída histórica, ha resistido mejor que el resto de España y pide que este plan sea un éxito y que todos los valencianos que puedan viajen dentro de la Comunitat porque los contagios no se producen en los viajes, sino en encuentros sociales y familiares. El president considera que viajar es "un derecho".

El pero de este proyecto lo ha puesto Miguel Giménez, el presidente de la Asociación de Agencias de Viaje de la Comunitat Valenciana: asegura que es un buen plan, que es lo que el sector necesitaba, aunque recuerda que el dinero de los viajes lo tendrá que adelantar las agencias, así que pide a la Generalitat que tarde el menor tiempo posible en reembolsarles ese precio. Giménez se ha mostrado "preocupado" por la situación económica en que atraviesan ahora mismo las agencias de viaje. 






viernes, octubre 16, 2020

El aroma del Arrayán - Marcelino Galiano

 El Aroma del Arrayan de Marcelino Galiano. Este libro no es mío, sino que me lo ha dado un amigo de mi padre. Cuenta las peripecias de Said, el hijo de un padre Cristiano converso al Islam y de una madre Musulmana. Y supongo que sigue la temática, aunque contando historias diferentes evidentemente, del libro anterior del mismo autor publicado con el título El cautivo de Granada

En el comienzo del libro, se deja entrever que se encuentra una especie de manuscrito de la época de la caída de la Ciudad y las Capitulaciones de Santa Fe. Posteriormente, ya se va desgranando todo el contenido del libro, de forma en ocasiones muy detallista a mi entender. Un ejemplo es cuando un vendedor ambulante y curandero de un pueblecito cercano a la localidad de Loja, intenta vender sus productos a unos soldados cristianos, teniendo como intérprete a Said y como protectores al mismo Said y a Alí, un amigo de infancia de Said y soldado experto. Cito: “Poco a poco, se iban sumando hombres a la fila, ya que el sanador tenía remedios para toda clase de males, un ejemplo que me gusta es perfume de algalia extraído del ano de una gata en celo para estimular el apetito sexual. A un amante despechado, le vendió una pócima infalible para conquistar a la mujer deseada. El amante debería tomar el afrodisíaco en una noche de luna llena, metérselo en la boca mezclándolo con su saliva y después pegárselo al pene. Al amanecer, antes de la salida del Sol, desprendería el ungüento del miembro y lo introduciría en el interior de un pastel de miel, que enviaría a su amada.” Sin Smint, no hay beso.

Cuando el padre de Said cayó enfermo, él quería ser soldado y enrolarse junto con su amigo Ali en las filas de Al-Zegri, un militar bereber cuyos soldados se consideraban los mejor pagados de Granada. Su padre lo acompañó a la casa de sus Señores naturales los hermanos Venegas. Se contaba que el progenitor de los Venegas fue raptado a los 8 años y llevado a la Corte de Granada donde la esposa de un noble se prendó de él. Parece ser que en un principio Said iba a trabajar de ayudante de escribano para los hermanos, pero no pudo contenerse y expresó su deseo de servir bajo las armas de Granada. Esa salida hizo cierta gracia al mayor de los Venegas y decidió que entrase a servir como Guardia Particular de su hermano Sidi Ridwan Venegas, cosa menos arriesgada que ir directamente a la Guerra.  


  


viernes, septiembre 04, 2020

Conversación en la Catedral

 Hace tiempo se me ocurrió releer un libro que me encantó a los 15 o 16 años, Conversación en la Catedral de Mario Vargas Llosa. Este libro, que por cierto es un libraco de tropocientas páginas, tiene como unas 5 o 6 historias entrecruzadas, a veces con los mismos personajes, otras veces con personajes distintos, pero todas con el fondo de una dictadura peruana y los diversos estratos sociales que allí aparecen. El libro comienza con la historia de Santiago (Zavalita), hijo de un empresario de renombre llamado Fermín Zavala, que va a rescatar a su perro a la perrera y allá se encuentra con Ambrosio, el que en tiempos fue chófer de su padre. Y se van juntos pero no revueltos a tomar unas cervezas a un bar llamado La Catedral y a rememorar viejos tiempos. Hay que decir que inicialmente la pasión de Zavalita era la poesía, le encantaba moldear el lenguaje y jugar con sus formas, pero llevándole la contra a su padre se metió a trabajar en un periódico, cosa que veía muy bohemia. Descubrió que para escribir un artículo en un periódico, hay que “allanar” la lengua esquematizándola hasta límites insospechados, cosa que le hizo desengañarse de prácticamente todo.  

Solo un apunte, la historia que más me gusta es la de Bermúdez. Bermúdez era hijo de un usurero llamado el Buitre y vivía en un pueblo de la Serranía de Perú. Supuestamente de su padre el Buitre debió heredar su meticulosidad, la cuestión es que Bermúdez tenía un amigo de promoción que había llegado a Ministro del Gobierno dictatorial y le recomendó al Presidente para un oscuro puesto bajo su mando directo. Sería un Gobierno en la sombra que se ocuparía del trabajo sucio y que no tendría presencia visible, de manera que sería difícil llegar hasta él. Ah! Bermúdez deja abandonada a su mujer en el pueblo y se monta un pisito de lujo con una Dama de la Noche famosa en Lima en él.


lunes, agosto 31, 2020

Veranito

 Hoy, lo de siempre este Veranito: el calorazo intenso y agobiante si no hacemos caso a nuestros ancestros y “anem per la dreta i per l’ombra” (vamos por la derecha y por la sombra), eso suponiendo que la sombra esté por la derecha y no por el otro lado claro. Lo que he hecho ha sido levantarme temprano. Sí, ya sé de sobra que la palabra TEMPRANO acaba en ANO y suena fatal, pero eso no es culpa mía no? Podría decir TEMPARNO como mi primo el del pueblo y así no habría POBLEMA. Después de este inciso ortográfico continúo con lo mío. Lo dicho, me he levantado tempranito y no como hace unos días que sonó el despertador y le pegué tal sopapo que … ¿habéis visto la película de la marmota Phil que se llama Atrapado en el Tiempo donde Bill Murray se despierta día tras día en la misma fecha y les pega castañazos al despertador mientras suena una melodía tipo radio, lo estrella contra el suelo, lo hace añicos … yo simplemente le di una palmadita “cariñosa” para que se callase. Bueno, en esa ocasión no hubo tal palmadita al despertador, simplemente me levanté aunque fuera de mala gana. Cuando llegué a la estación de Serrería, el panel exterior anunciaba que el Metro salia a las 6:22 cosa que no me convenía ya que el tren a Estivella sale de la Estación del Norte a las 6:20. Volví a la Av. Serrería, busqué una Parada de Bus y el 32 a la Calle Xàtiva donde está la Estación del Norte llegaba en 45 minutos y eran las 5:40. Tampoco podía ser, vamos que se me había hecho tarde. Entonces pensé que para aprovechar podría ir a un sitio más cercano como Picassent, que se puede ir con Metro y hay cositas que ver. Pero con el Caloret este de la Rita jorobando la marrana … se me ocurrió finalmente quedarme en las Valencias, buscar por la Web jardines interesantes para visitar en la ciudad y echarles un vistazo. Desde luego ya he dedicado algunos Post al Parque del Chalet de Panach en Benimàmet, otro al Parc de Benicalap y otro al Jardín de Beniferri, pero creo que estaría bien hacer un breve recorrido por algunos jardines de la ciudad y comentarlos. Pero luego me he dado cuenta que lo que tenía era una modorra de narices, que estaba la mar de aplatanado y que en cuanto saliese un poco el sol me vendría abajo. Además, para acabarlo de arreglar y no es una excusa, aunque suena como tal, un dedo de mi pie izquierdo me dolía ligeramente al caminar. Nunca me había ocurrido nada parecido excepto en el dedo gordo de ese mismo pie, en el que la uña es de esas gordas gordotas, más gordas que la Soprano Monserrat Caballé y el cantante Demis Roussos juntos, pero eso no cuenta. Al llegar a casa me di cuenta que simplemente erauna uña de espesor normalito que se había curvado haia dentro y hacía una ligera presión al caminar, o sea que toca recortar uñas. Por otra parte, he oído no sé si en la TV o en noticias de Internet que el tiempo podría variar de una manera drástica en los próximos días, así que no sé … a primeros de Septiembre tenemos que desempolvar las camisas de manga larga. Por otro lado esperemos que no se llegue a los extremos de un confinamiento local para luchar contra la Pandemia del Covid porque parece que al menos la situación es bastante estable. Personalmente, tengo contratado (y pagado) una miniescapada al delta del Ebro para el 20 de Septiembre, de manera que esperemos que la situación se mantenga sanitariamente hablando y que bajen algo las temperaturas ambientalmente hablando.

 


sábado, agosto 22, 2020

El ladrón de café - Tom Hillenbrand

El ladrón de café, de Tom Hillenbrand. En el Siglo XVII los turcos controlaban el cultivo del café en el Este de Beit al-Fakih o como muy correctamente lo llamaron los ingleses, Beetlefucky (follaescarabajos). La Compañía Holandesa de las Indias Orientales no está dispuesta a permitir dicho monopolio, y contrata a un filósofo de la naturaleza e investigador inglés cuyos problemas económicos y de incompatibilidad religiosa habían hecho que diese con sus huesos en la cárcel una temporadita, para que robe esos plantones de café y los lleve a Amsterdam. A tal fin Obediah Chalon, el filósofo de la naturaleza, reúne a un grupito un tanto especial, algo así como Ocean’s Twelve sin Brad Pitt. Muchos dicen que este libro quizá llegue a hacerse excesivamente metódico y latoso en un principio y al equipo que se forma al efecto le cueste demasiado tiempo salir a robar los dichosos plantones. Lo cierto es que yo no lo veo así. Creo que al final se llama a la nave de Encuentros en la Tercera Fase y es un poco demasiado técnico para moi, pero vale la pena por pasar por las mismas aventuras que los personajes del libro, que son muchas.

Ah! Glosario de personajes al final.