Entrada destacada

Bruja

NOTA: Hace algún tiempo, visité un Blog llamado El baul de mis libros y juguetes , y allí había un post con el título El tren ...

viernes, julio 30, 2021

Leche merengada y clóxinas

 

Fue una mañana muy bastante agobiante, podíamos decir que en el ambiente se respiraba (cuando se podía respirar a través de las puñeteras mascaretes) el “caloret de la Rita” elevado al cubo. Me habían encargado que comprase algunas clóxinas de la playa, porque parece ser que a la persona que me lo encargó le gustan más las de allí que las que se compran en otro lado. Me encargó que le comprase unas clóxinas y unas gambas, y además un poco de leche merengada con azúcar pero sin canela. Volvía yo con ese encargo bastante específico, haciendo cabriolas y cambiando de derecha a izquierda para que me diese la sombra y no se derritiera demasiado la leche merengada que llevaba congelada en una tarrina y ésta dentro de una bolsa. Que se derritiesen las gambas o las clóxinas no me preocupaba demasiado por razones obvias, pero de la leche merengada no estaba tan seguro. Bueno, iba yo andando que te andarás, bailando una lambada con mi sombra cuando mis cansados y marchitos ojos tuvieron a bien contemplar la estilizada figura de una mujer que caminaba delante de mí. Era una mujer probablemente de algún país africano de las que se visten con vivos colores, y ropajes amplios (me refiero a largas y finas faldas y una especie de pañuelos. Pero además, esa mujer llevaba una cajita (como de bombones) en la cabeza en perfecto equilibrio. Desde luego, dada la pequeñez del objeto, pudiera ser que fuese un simple adorno, algo cultural. Pero si no es así, menuda técnica que se gastaba la chica. Porque, eso puedo jurarlo por las 9.999 estancias de la Ciudad Prohibida de Beijing, aparte del bamboleo normal que hacemos todos al caminar ese objeto no se movía prácticamente nada, la hipopótama Tueris, el hermafrodita Happi y el enano barbudo Bes son testigos.

domingo, julio 18, 2021

El Pozo de Ascensión de Brandon Sanderson

 

El Pozo de Ascensión de Brandon Sanderson, segunda entrega de Nacidos de la Bruma.

Estoy seguro que mucha gente preferirá la lectura del primer Tomo de la saga, El Imperio Final, simplemente porque es una lucha desigual con el loco del alomático Kelsier al mando a quien le gustan que los planes salgan bien. Pero este segundo Tomo es distinto. Es el intento desesperado del mantenimiento de una utopía frente a fuerzas que te superan. Y al contrario que en el Imperio Final se intenta hacer por cauces pacíficos, y es bastante menos dinámico. Digamos que el Imperio Final tiene el dinamismo del la película el Retorno del Rey del Señor de los Anillos, y El Pozo de Ascensión es tan dinámico como la película En el Estanque Dorado con Henry Fonda y Katharine Hepburn a pesar de las apariciones esporádicas de Vin, la Dama Heredera. Como gobernante de Luthatel, una capital asediada por ejércitos poderosos se encuentra el rey Elend Venture, y junto a él está la llamada Dama Heredera, la ex ladrona callejera Vin. Con ellos aparecen hombres de la antigua banda de Kelsier: Ham, Brisa, Dockson, Fantasma, Sazed … aunque encuentro una discrepancia en este último personaje. Evidentemente, se me puede haber pasado por alto el dato, pero hasta ahora no había leído nada respecto a mente-estaño, mente-peltre, mente-hierro, … y no se trata de la traducción, lo he comprobado y el traductor es el mismo en el primer y segundo Tomos.

lunes, julio 12, 2021

La Visigoda - Isabel San Sebastián

 

La Visigoda de Isabel San Sebastián

Todo se inicia en un pequeño Castro Asturiano rodeado por todas partes de Musulmanes y que resiste ahora y siempre al invasor. Pero cuyo monarca se ha cansado de recibir golpetazos y entrega una serie de tributos a Corduba para que lo dejen tranquilo al que añade un lote de 100 doncellas. Mua, mua, besitos, adios mama, adiós papa, y voooy camiiino a Corduba, sorry, hacia allí parte Alana (después de ser arrancada de su Castro de Coaña, no es coña) con 16 años mal cumplidos camino del harén de Abd Al-Rahman I. Toda la novela la preside un anhelo de venganza de Alana hacia Vitulo, un guerrero que la custodia desde su lugar de nacimiento hasta Petibonum … perdón hasta Passicim, la capital asturiana del rey de aquel entonces, desde donde ya bajaría hasta Córduba. Como bien podéis imaginar, teniendo por un lado a una chica joven y por otro a un guerrero podemos decir que no solo la custodió, sino que jugueteó íntimamente con ella, evidentemente sin atentar a su virginidad, porque si el Emir se enteraba de ello y descubría quien lo había hecho …..

Bueno resumiendo: a Alana la llevan al harén de Corduba, finalmente la rescatan y vuelve a Asturias, y hasta visita la Corte de Carlomagno. Personalmente, creo que en este libro se juega un poco con algunas dualidades. Está la evidente, la del mundo Árabe y el mundo Cristiano. Pero luego dentro de los Cristianos están los de la Iglesia de Toletum y los de la Romana. Luego están los clérigos que siguen una doctrina llamada Adopcionista y los que estaban en contra. Desde luego tenemos a los Paganos que seguían a los Antiguos Dioses y a los Cristianos (es curioso como Alana no llama a su madre Pagana sino alguien que profesa la Antigua Religión cuando está claro que lo es, le reza a dioses antiguos y casi olvidados y es experta en hierbas curativas).

Mi impresión es que el libro, la Visigoda comienza muy bien, de forma muy descriptiva, prometedora y hasta dinámica, pero al poco de leer se empieza a hacer algo monótona su lectura. Lo bueno que tiene es que no es un libro largo, y cuando comienza a hacerse algo pesado, ya se ha terminado.

viernes, julio 09, 2021

Culowoman

 

Nada, que como no ponga aquí lo del culo perfecto que “detectó” el otro día mi Ayuda a Domicilio no para de darme la lata con el bamboleo cuasi-hipnótico de dicho culo, con que era como el Terminator (la Terminator mala, esa que está buena como ella sola) de todos culos, con que podría ser la avanzadilla de una serie de culos extraterrestres (y los defensores de la Teoría de los Antiguos Astronautas dicen que sí) debido a su perfección, de que podía decirse con toda naturalidad eso de ultimátum a la Tierra por parte de la Galaxia Culox, que ahora el Asturiano que diga “me queda un culín de sidra” quedaría en ridículo junto a ese apéndice, que con ese material se podría hacer un remake de película con el título “Todos los culos del Presidente”, etc. Con tantas tonterías igual me quita en puesto de Bufón Real Bloguerocibernético.

Lo cierto es que con tanto decirme lo del culo, me recordaba a mi hermano con la cantinela que les soltaba a mis padres siendo él adolescente, les decía: ¡yo quiero una mooootooooo, yo quiero una mooooootoooooo! Soy un desgraciado porque todos mis amigos tienen moooootooo y yo noooo. Pero bueno, aunque yo no soy el padre de mi Ayuda y no tengo porqué darle su moooootoo, publicaré lo del cuuuuuloooo. 

Lo malo es que después me pasó factura, ¿sabéis? El culo debía soltar minitorpedos por … bueno, ya imaginarias por donde, que también imagináis que soy un chico demasiado recatado para decir por donde salen los tor-peditos. Bien, la cuestión es que alguno debió darme de lleno porque estuve toda la puñetera tarde con dolor de barriga y ganas de ir al baño. Afortunadamente para moi, fue solamente ese día. La venganza de CuloWoman.