Entrada destacada

Bruja

NOTA: Hace algún tiempo, visité un Blog llamado El baul de mis libros y juguetes , y allí había un post con el título El tren ...

martes, mayo 31, 2022

La hija de Jefté de Lion Feuchtwanger

 

La hija de Jefté de Lion Feuchtwanger.

Leyendo este librito me he encontrado con numerosos conceptos que me han llamado la atención. Ya sabéis que me pirro por los dioses antiguos y desaparecidos o casi, he buscado al dios Milkom y como parece que tenía varias denominaciones, el resultado ha sido el dios cananeo Moloch. También he buscado el origen de los Moabitas y Amonitas. Por curiosidad he buscado el vocablo Mizpeh, y me ha salido Mizpa y también he buscado Majanaím, surgiendo Mahanaim. y asimismo me ha llamado la atención las tierras salvajes de Tob de las que se sabe muy poco. Pero la palabra que más me llamó la atención fue Terafines. En traducciones italianas pone que son diosecillos domésticos o ídolos.

Bueno, la historia del libro La hija de Jefté está ambientada en el Israel antiguo, cuando estaba desmembrado y luchando con unos y otros, y cuando Yahvé era un dios de la guerra más que otra bastante exigente con su pueblo. Es la típica historia de Hollywood solo que real. Jefté era el hijo ilegitimo del Juez galaadita Galad pero el más dotado. Su padre al morir le había dejado en herencia las prósperas tierras de Majanaím, pero sus hermanos usurparon el legado y él hubo de huir con un grupo de amigos a las tierras salvajes de Tob. Una vez en esas tierras, Jefté tiene una visión estando en la cima del monte Hermón. Ve un Israel fuerte y unido y se ve a él mismo como conquistador y unificador. Lo curioso es que la madre de Jefté y esposa de Galad era una amonita, y su misma esposa también lo era. Debido a ello y por amor a esas dos mujeres, Jefté solía llevar unos Terafines de dioses paganos anudados a su cinturón.

 

Aquí PDF

miércoles, mayo 25, 2022

Esclavo heleno

 

¡Que la diosa Nix me enturbie la vista! Creía que moriría sin poder contemplar el regreso de esta flota. Solo soy un viejo esclavo lejos de mi tierra, del Gran Zeus y de la Sabia Atenea y del Arquero Apolo, pero me parece que fue ayer cuando partieron las naves hacia las tierras del Norte a por el cargamento de cedros para las construcciones del faraón. Tutmosis parece que se llama el nuevo Señor del Nilo como se llamaba su padre y como su abuelo, y nada más comenzar a gobernar ya se le nota que quiere destacar entre los demás, como casi todos los jóvenes de hoy. Ojalá hubiese vivido más tiempo su madrastra, la bella Hatsheput. Ese sí que fue un reinado próspero y pacífico. Pero el comienzo de este nievo reinado … yo creo que si la flota que había ido al Norte a por los cedros, en lugar de haberla enviado Hatsheput la hubiera enviado Tutmosis, no habría esperado a comprar los cedros a bajo precio como de costumbre sino que los hubiese cogido por la fuerza. Y a lo mejor los cedros habrían estado protegidos por algún dios, y aunque todos saben de sobras que los dioses egipcios superan con mucho a los extranjeros, igual nos metíamos en una buena. En fin, ya veremos … ¡malditos chiquillos, siempre metiéndoos por medio, casi hacéis que me caiga! Ya veréis - dijo meneando el puño - algún día llegará un ejército griego y conquistará todo Egipto. Rieron claro, después de todo nadie iba a hacer mucho caso a las tonterías del viejo esclavo heleno. 

 


viernes, mayo 13, 2022

El asesinato de Sócrates de Marcos Chicot - actualización

 El asesinato de Sócrates de Marcos Chicot. Sé lo que pensáis pero no, creo que definitivamente Marcos Chicot no tiene nada que ver con el Chicote de la SEXTA. He buscado una foto de Marcos Chicot en Internet y no lleva esos trajes tan floreados y vistosos que normalmente viste Chicote y que parecen diseñados por Agatha Ruiz de la Prada. Sea como sea escribe bien el Chico este o como diría mi abuela, "escriu bé este xicot (chicot)". Dos atenienses en un carro, Eurimaco y Altea se dirigen a Esparta en carromato desde Atenas. En el camino los asaltan y ella recibe una herida grabe. Cuando Eurimaco recupera el conocimiento, se encuentra en manos de una especie de bruja que quiere al bebé de Altea para ofrecer sacrificios a los dioses. Al escapar de allí, Altea finalmente muere y con ella su bebé, pero en ese lugar Eurimaco encuentra otro recién nacido a quien se lleva consigo decidido a educar como propio y a quien pone de nombre Perseo como tenia decidido poner al suyo: si era niño Perseo como el padre de Eurimaco y si era niña Elara como la madre de Altea.

Por otro lado ya en Atenas, y a pesar de que Socrates no es amigo de los Oráculos, vaticinios, predicciones y todas esas cosas, un amigo suyo llamado Querofonte preocupado por la vida de Socrates consulta el entonces Oráculo más famoso de Grecia y del Mundo Clásico, el Oráculo de Delfos, y como siempre en los Oráculos de la Antigüedad le da una respuesta un tanto enigmática Su muerte será violenta a manos del hombre de la mirada más clara. Bueno, el bebé que rescató Eurimaco - Perseo - tenía los ojos de un claro intenso, de manera que se convirtió en el principal sospechoso para Querofonte.

 

miércoles, mayo 04, 2022

Leche ... ¡¡¡ de vaca !!!

 

Hoy se me ha acabado la leche (de vaca !!!) y le he dicho a mi media costilla que me hiciera el favor de tirar el envase. Ahora bien, en mi familia somos séis personas: primero estamos mi mujer Patricia y yo, luego vienen las niñas Elisa y Nuria y todos tomamos leche entera, pero también está mi madre Engracia (a la que nos costó un rato largo arrancar de su casa aunque ya no podía valerse por sí sola y ella lo sabía de sobra) que la toma desnatada, y nuestro hijo Quique que le ha dado por tomar … tachan, tachan, que resuenen los clarines y retumben los tambores, leche de avena. Sólo se nos había acabado la leche entera y la desnatada, de la de avena aún quedaba, poca pero quedaba. Por tanto, le comenté también que debía reciclar los envases tirando, uno en el contenedor para los envases de leche entera, y el otro para envases de leche desnatada, de cajón (y he dicho cajón, no … lo otro). Pero son muchos años ya uno al lado de la otra, que aún recuerdo cuando nos casamos en una pequeña iglesia marinera de la playa llamada Iglesia de la Buena Guía, que los invitados tuvieron que ponerse fuera porque todos dentro de la iglesia no cabíamos, y cuando miro a los ojos de mi Patricia sé cuando ha hecho algo mal. En definitiva, cuando entró y me miró a la cara con una expresión que parecía que fuese estreñida, tuve claro que se había equivocado de contenedor y se había dado cuenta a toro pasado y había tirado el brick de leche entera en el contenedor de la desnatada, de manera que seguro que había condenado a la familia, la Policía del Reciclaje entraría a saco en casa y nos cortaría las orejas por ser unos herejes antisociales y tendríamos suerte si no nos metían en un campo de concentración en Almería para que nos asáramos bajo un sol de justicia. Aunque quizá ahora la tontería esa de Quique por la leche de avena y su última novia vegana radical ayudaran algo. Y la amiga de Patricia que era Abogada, y además de ese grupo ecologista que sale tanto por TV tal vez echasen también una mano, quien sabe? A lo mejor la cosa no se ponía tan mal y se quedaba en unas multas ... 

 

PDF Aquí