Ekaterina

 

Hace unos días, me enviaron un email por internet (en inglés) en el que querían encontrar el amor verdadero, es este: "Ey. Deseo encontrar algo de amor verdadero, pasión, realmente espero que esto pueda lograrse cuando conozca al hombre adecuado. Por lo tanto, si eres una persona mayor de 30 años, no tomada, que busca una conexión verdadera y genuina con una mujer, no acaparadora de dinero, compasiva y fiel, y también estás en el planeta Tierra o quizás en planetas vecinos, entonces definitivamente eres mi chico adecuado. Puedo valorar las emociones sinceras de una persona y ser leal y gentil. Amigo de donde eres? Por favor envíenos un mensaje de texto si tiene curiosidad". El email estaba bien y se me ocurrió esto.



Hola Ekaterina (Sí, se llama Ekaterina, no es que tenga un nombre muy original en ese tipo de mensajes, lo sé, no me deis la vara). Así que una mujer no acaparadora de dinero, sabes que eso es una utopía verdad? Una mujer es tan acaparadora de dinero como el Lobo de Wall Street. Pero dejemos eso y hablemos mejor de donde estoy. Actualmente me encuentro en el planetoide número 20.380.427-BZ/H$720#CUR de la Constelación del Cisne. No sé si eso entra en la categoría de un planeta vecino de la Tierra, pero con los actuales Motores de Oxigenación Masiva o MOM las distancias cosmoespaciales han ido quedando progresivamente relegadas a lo que dura una buena siesta.

Si quieres venir al planetoide, primero debes subir a la Estación Espacial Internacional. Allí te encontrarás con un ruso que se llama Juanito. Seguro que sabes hacer algo para que Juanito te abra una compuerta y te meta en un cohete y no que te meta su cohete. Ese Cohete te llevará a la colonia que hacen múltiples naciones en Marte y de la cual creo que España ha contribuido con algún que otro tornillo. Una vez en Marte, tendrás que contactar con Arzucac, un hombre lagarto que va de duro y sobrado, pero créeme es solo fachada … y esteroides. Te llevará directamente a un cubil donde hay una "nave" escondida para no pagar el parking que usa la especie de Arzucac para ir por la Galaxia. Evidentemente, hay un hueco para la cola de Arzucac, pero ya se te ocurrirá que poner allí. Sea como sea, si quieres continuar el viaje es la única opción, porque los malditos seres humanos no hemos llegado aún a donde estoy, y la prueba es que aquí no hay Cocacolas ni Macdonad's. Bien, la nave de la cola sin cola te llevará hasta los alrededores de Vega y allí ya te recogeré yo y te llevaré a donde estoy en mi propia nave.